Desarrollo cognitivo de los hijos

El desarrollo cognitivo integra los procesos implicados en la adquisición de conocimientos y habilidades intelectuales. Comprende procesos como la atención, la memoria, el pensamiento, las habilidades lingüísticas y la creatividad.
El desarrollo cognitivo y el logro académico y educativo de los  hijos se han relacionado con características familiares tales como: nivel socioeconómico y educativo de los padres, aspiraciones y expectativas educativas de los padres hacia si mismos y hacia sus hijos, participación de los padres en actividades académicas, sociales o culturales, ambiente emocional entre sus miembros, patrones y modelos de lenguaje y de comunicación y el conocimiento de los padres tanto de las actividades como contenidos escolares en las que sus hijos están involucrados.

Nivel socioeconómico

El nivel socioeconómico de la familia ejerce una importante influencia en el desarrollo cognitivo de los hijos. Si la familia cría a sus hijos en un ambiente extremadamente pobre, éste tendrá un efecto negativo en el desarrollo, sobre todo en el aspecto intelectual y social de los mismos, efecto que será mayor en función de la edad de los hijos y los años que vivan en ese ambiente de pobreza. En las familias crónicamente pobres se encuentran mayores problemas de conducta en los hijos y un menor desarrollo cognitivo en comparación con las familias que nunca fueron pobres o que lo fueron sólo durante el período de 0 a 3 años de edad de los hijos.
Otros criterios a evaluar la calidad de la influencia del contexto familiar en el desarrollo cognitivo relacionados con el estatus socioeconómico de la familia son:

  1. Servicios con que cuenta su colonia
  2. Existencia en el hogar de espacios adecuados para el trabajo escolar y de materiales de aprendizaje
  3. Cantidad y calidad de estímulos lingüísticos
  4. La existencia de modelos paternos y maternos efectivos desde el punto de vista social
  5. Mayor frecuencia de estilos de crianza democráticos.

Aspiraciones y expectativas educativas de los padres

Las aspiraciones de los padres acerca del futuro de sus hijos han demostrado ser de suma importancia en el desarrollo educativo y ocupacional de los mismos. Si los padres tienen expectativas altas, expresan apoyo y aliento a sus hijos y muestran interés por sus logros intelectuales, éstos tendrán también altas aspiraciones tanto educativas como ocupacionales.
El interés de los padres y la inversión de la familia en la educación de los hijos varían en función del valor que la educación tiene para los padres. A mayor interés e importancia que la familia le otorgue a la escuela, mayores serán también los logros de los hijos en el plano académico.

Participación de los padres.

La participación de los padres en la educación de los hijos es un factor determinante que se refleja sobre todo en el desarrollo cognitivo y en el éxito académico del niño. Esta participación puede darse en diversas actividades como apoyar al hijo en la elaboración de las tareas; realizar trabajo voluntario en la escuela o asistir a las juntas escolares.
La participación y el involucramiento de los padres afectan el logro y el comportamiento del hijo en la escuela, mejoran sustancialmente la autoestima y elevan las aspiraciones educativas de los hijos.

Fan y Chen describen algunas conductas indicadoras del nivel de participación de los padres en la educación de los hijos, entre ellas están:

  1. Interés que le brindan en la casa a las tareas de la escuela
  2. El tiempo y la asistencia que le brindan a los hijos en la realización de sus tareas
  3. LA discusión con los hijos de los problemas y progresos que presentan en la escuela
  4. Valor otorgado al desempeño académico de los hijos
  5. La frecuencia de los contactos que los padres establecen con la escuela y con los padres de los otros niños que asisten a la escuela.
  6. Participación de los padres en las actividades escolares
  7. Atención que los padres le brindan al funcionamiento de la escuela.

La relación entre la familia y la escuela es sumamente importante para el desarrollo intelectual y la adaptación escolar del niño. Cuando los padres manifiestan interés y colaboran más con los educadores, están transmitiendo a sus hijos la idea de que la escuela es algo importante, creando en ellos actitudes más favorables e incrementando su motivación hacia las tareas escolares.

Ambiente emocional

Por lo general, los niños con altas capacidades intelectuales crecen en familias en las que existe paz emocional y seguridad, donde los hijos son aceptados por sí mismos y no por sus logros. Los hijos que establecen una relación cálida y afectuosa con los padres suelen tener mejores competencias académicas que los hijos que establecen relaciones frías o distantes con los mismos
La calidad del vínculo de los padres con los hijos influye en el desarrollo cognitivo y el desempeño escolar de los últimos. Cuando los padres apoyan y valoran a sus hijos, además de darles muestras de cariño, éstos adquieren un autoconcepto más positivo y un sentimiento de confianza en sí mismos que les hará sentirse más competentes para emprender nuevas tareas y aprendizajes.
En las familias con alto grado de conflicto marital, falta de implicación de los padres en las actividades escolares o extraescolares de los niños, así como la falta de supervisión, control y disciplina, los hijos experimentan mayores problemas académicos cuando se comparan con niños que crecen en hogares donde los padres mantienen relaciones armónicas, se implican con las actividades escolares de los hijos y supervisan su comportamiento.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar