Desarrollo socioemocional de los hijos

La familia es quizá el sistema social que más inflencuia el desarrollo de los seres humanos. Tiene además la virtud de mantenerse como un ámbito significativo durante toda la vida de los mismos; si bien los padres no pueden influir de manera directa en el desarrollo socio emocional de los hijos, estructuran tipos de interacciones, es decir, transacciones sociales que se producen de forma continua entre los miembros de la familia y de éstos con otros contextos que favorecen o no en el desarrollo.
La influencia indirecta de los padres en el desarrollo socio emocional de los hijos se ha asociado a criterios de calidad del entorno familiar:

  1. Ausencia de acontecimientos estresantes como muertes y enfermedades
  2. Baja conflictividad dentro y fuera del hogar
  3. Reajuste positivo de la organización familiar ante la llegada de cada hijo
  4. Alta calidad y consistencia en el cuidado sustituto
  5. Alta calidad de las relaciones del niño con otros niños de la familia
  6. Alto interés de los padres por la sociabilidad de sus hijos
  7. Baja utilización de la disciplina punitiva
  8. Baja conflictividad marital
  9. Alto nivel de apoyo de la red familiar y social
  10. Alto nivel de control de la situación familiar por parte delos padres

Vínculos de apego y relaciones afectivas

El apego es la tendencia a establecer lazos emocionales íntimos con individuos determinados; está presente desde la infancia hasta la vejez. La conducta de apego tiene como resultado el logro o la conservación de la proximidad con otro individuo claramente identificado al que se considera más fuerte o mejor capacitado para enfrentar una situación específica.
Existe una descripción de cuatro categorías de apego:

1-EL apego seguro: se caracteriza porque el hijo confía en que sus padres serán accesibles, sensibles y colaboradores si se encuentra en una situación adversa. Con esta seguridad se atreve a realizar sus exploraciones del mundo.

2-El apego ansioso-resistente, donde los hijos están inseguros de si sus padres serán accesibles o sensibles o silo ayudarán cuando lo necesiten. A causa de esta incertidumbre siempre tiene tendencia a la separación. A causa de esta incertidumbre siempre tiene tendencia a la separación ansiosa, tiende a aferrarse a los padres y se muestra ansioso ante la exploración del mundo.

3-En la categoría ansioso-elusivo, el hijo no confía en que cuando busque cuidado encuentre una respuesta servicial, sino que por lo general espera ser rechazado. La pauta es resultado del constante rechazo de los padres cuando los hijos se acercan a ellos en busca de consuelo y protección

4-El patrón de apego desorganizado es una manifestación desorganizada de una de las tres pautas anteriores, especialmente la del apego ansioso resistente. Se presenta en niños maltratados físicamente o por completo descuidados por los padres.

Estilos de crianza.

El impacto del estilo de crianza democrático en el desarrollo socioemocional ha sido descrito desde los pioneros de la investigación en el tema. Los niños criados en el estilo democrático manifiestan durante la infancia un estado emocional alegre y estable, elevada autoestima, elevado autocontrol, comportamiento de rol de género menos tradicional, así como mayor competencia en la capacidad de toma de perspectiva del punto de vista del otro.
Una crianza permisiva se asocia a problemas de conducta en la infancia y adolescencia, así como una mayor probabilidad de abuso de drogas y alcohol. Ocasiona por lo general un comportamiento agresivo, debido a la indiferencia de los padres ante los actitudes o comportamientos de los hijos, sean positivas o negativos: la permisividad, pasividad y ausencia de acercamiento e implicación de los padres combinados con demandas ambiguas y castigo físico asistemático, provoca que los hijos no encuentren en los padres el refugio y apoyo emocional que necesitan ante situaciones estresantes, y que tampoco puedan conocer ni interiorizar las normas sociales adecuadas.
La disciplina estricta provoca conductas indeseables como la rebeldía, el pesimismo, la timidez, la falta de confianza, la baja autoestima, deficiencia en las habilidades sociales y dificultades para formar relaciones íntimas con los demás

Comunicación y solución a situaciones de estrés y conflicto.

Si existe una buena comunicación entre los padres y sus hijos, éstos aprenderán las reglas de interacción necesarias para la convivencia social. La familia es un contexto social para aprender a manejar el poder, adaptarse a los cambios y enfrentar de forma adecuada las etapas de crisis.
Índices de la comunicación familiar asociados a la adaptación a contextos extra familiares son: el nivel de receptividad de los padres a las propuestas de los hijos para solucionar una tarea conjunta, la existencia de expresividad emocional y de nificación de los contactos sociales, la existencia de una supervisión de las interacciones sociales de los hijos, así como la existencia de un estilo de crianza democrático.
Las estrategias de afrontación de los conflictos son un grupo de interacciones dentro de la propia familia con la comunidad, que le permiten hacer frente a la familia como un todo y a cada integrante en particular a las demandas originadas tanto por los sucesos propios del ciclo vital de la familia como a la originadas por estresores inesperados. Las estrategias mayormente usadas para la solución de conflictos son:

1-Reestructuración: Se define el suceso estresor como un desafío que puede ser superado, se realiza una reestructuración cognitiva del suceso tensión que ayuda a minimizar su impacto, cambiando el significado dela situación y la manera de vivirla

2-Apoyo social: estrategia que comprende la habilidad de la familia para solicitar y recibir apoyo  de fuentes externas, como parientes, amigos, compañeros de trabajo, profesionales u otras personas que viven situaciones similares

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar