Funciones de la pareja.

Contribuir a tener beneficios económicos

Una de las funciones que se han conservado en la vida en pareja está asociada al aspecto económico; ya que en la mayor parte de ellas existe un beneficio económico para ambos integrantes ya sea por compartir los gastos del hogar o por el hecho de que uno de ellos cumple funciones que en caso de no ser desempeñadas, ocasionaría en muchos casos que se tuviese que contratar una persona fuera de la familia para que las lleve a cabo.

images_27_.jpg

División de roles.

La sociedad moderna se caracteriza por un gran dinamismo y una sobrecarga de roles sobre las personas; para garantizar un buen ajuste de la pareja se requiere de una mayor flexibilidad de los roles de género en los que tanto hombres como mujeres desempeñen funciones de proveedores y cuidadores indistintivamente. El trabajo fuera del hogar, además de ser una fuente de reafirmación personal para muchas mujeres es, una necesidad para que la familia pueda mantener los estándares de vida de la clase media.

images_28_.jpg
La vida en pareja permite que las personas compartan las tareas de algunos de los roles que tiene que desempeñar, en especial aquellos referidos al mantenimiento económico del hogar, la crianza y educación de los hijos y las labores del hogar, lo que provoca una menor sobrecarga de funciones en cada integrante de la misma.

Satisfacción de expectativas sociales.

Desde que nacemos existe una presión social para que vivamos en pareja. Tradicionalmente se considera un indicador de madurez y sensatez el poder conseguir una pareja y conservarla.

images_29_.jpg

Aumento de la felicidad personal

En la mayor parte de los casos la relación de pareja contribuye a la felicidad y el desarrollo personal de sus integrantes. Indudablemente la pareja ayuda al individuo a satisfacer importantes necesidades en el plano afectivo, algunas se relacionan con elementos narcisistas ya que el “objeto del amor” contribuye por lo general al incremento de la autoestima. Tambien la pareja contribuye a satisfacer necesidades psicológicas tan importantes como las de seguridad y compañía.

images_30_.jpg

Fuente de intimidad y compañía

El hombre no puede pasar la vida sin manifestar su intimidad al dar, dialogar y recibir.
Las relaciones íntimas son quizá la fuerza más importante en el desarrollo humano. La calidad de las relaciones personales cercanas puede promover u obstaculizar la salud psicológica y física, así como la manera en que la persona se percibe a sí misma.
La persona con quien se vive en pareja es quien comparte, en la mayoría de los casos, los triunfos y fracasos, es a quien se le participa de los secretos y quien llega a conocer mejor los defectos propios. También se constituye en una importante compañía, sobre todo cuando los hijos comienzan a hacer su propia vida; lo que evita los sentimientos de soledad.

images_31_.jpg


|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar